Ciertas variantes de genes vinculados al cáncer de próstata podrían hacer a los hombres más susceptibles a tener síntomas del tracto urinario, según un nuevo estudio. Por otro lado, una variante del gen diferente podría proteger contra los síntomas, según el estudio.

Investigadores de la Escuela de Medicina Feinberg de la Northwestern University en Chicago, identificaron 38 variantes de secuencias genéticas relacionadas con el riesgo de cáncer de próstata en cerca de 2.000 hombres sanos, inscritos en un estudio de cribado de cáncer de próstata. Los hombres completaron cuestionarios sobre la gravedad de los síntomas urinarios, su edad y si habían tomado medicamentos para tratar el agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna).

Cuatro de las variantes genéticas se asociaron con la gravedad de los síntomas del tracto urinario, incluso después de tener en cuenta otras variaciones genéticas, la edad y el uso de medicamentos.
Los profesionales de la salud saben que el aumento de los niveles de antígeno prostático específico es un factor de riesgo para el cáncer de próstata, sin embargo, también aumentan los niveles con otras afecciones no cancerosas, como las intervenciones quirúrgicas. Tener un entendimiento de otros factores que pueden contribuir a los síntomas urinarios y la susceptibilidad del cáncer de próstata brinda la oportunidad de diagnosticar y tratar mejor la enfermedad.

Mientras que el estudio descubrió una asociación entre las variantes genéticas y los síntomas del tracto urinario, no se pudo probar una relación causa-efecto, y mucha mayor investigación es necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *