La gota es una enfermedad reumática causada cuando la sangre y otros líquidos del cuerpo se saturan con una sustancia llamada ácido úrico y éste se precipita y deposita en algunos órganos y articulaciones.

gota

A nivel físico se manifiesta cuando los cristales de ácido úrico se precipitan formando cúmulos que reciben el nombre de tofos. Si se depositan en una articulación causan inflamación de la misma (artritis); también se pueden depositar en el riñón inflamándolo (nefritis) o provocando la formación de cálculos (nefrolitiasis), además de otros sitios como los cartílagos de la oreja, algunos tendones como el de Aquiles o la piel.

La gota ocurre sobre todo en hombres (80%-90% de los casos) entre  los 40 y 50 años de edad. En mujeres ocurre generalmente después de la menopausia y es poco frecuente antes de ésta.

En algunas personas la causa esta relacionada con problemas del metabolismo y tienen ácido úrico elevado en sangre, porque fabrican cantidades excesivas de ácido úrico que su riñón no puede eliminar y retiene en la sangre.

Otros producen cantidades excesivas de ácido úrico porque tienen enfermedades (hipertensión, diabetes mellitus, obesidad, entre otras) que aumentan su fabricación.

Alguno producen cantidades normales de ácido úrico pero tienen alguna enfermedad (insuficiencia renal) o toman algún medicamento (diurético) o sustancia tóxica (alcohol) que evitan que el ácido úrico se elimine de manera adecuada.

Los síntomas más comunes relacionados a la gota son la  inflamación de las articulaciones como ser el tobillo, el antepié, la rodilla, el codo y, más raramente, las pequeñas articulaciones de las manos. Al principio se inflama una sola articulación, pero si no se recibe tratamiento adecuado, puede afectarse más de una articulación e incluso muchas simultáneamente y es acá donde el enfermo sufre de dolores agudos. La gota se trata con antiinflamatorios no esteroideos además de un buen plan de alimentación  evitando ciertos alimentos (mariscos, algunos pescados, vísceras, concentrados de carnes, algunas semillas) y  la ingestión de alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *