Las mujeres fumadoras se encuentran en el mayor riesgo que nunca en las últimas décadas de desarrollar cáncer de pulmón y otras enfermedades relacionadas con su consumo de tabaco, según un estudio.
La investigación encontró un aumento notable de las muertes entre las mujeres fumadoras por cáncer de pulmón, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras afecciones de salud.
El estudio de más de 2,2 millones de adultos de 55 años o más halló que las mujeres que fumaban en la década de 1960 tenían un riesgo 2,7 veces mayor de padecer cáncer de pulmón que aquellas que nunca habían fumado.
Pero entre las fumadoras de hoy en día, el riesgo es 25,7 veces mayor en comparación con las no-fumadoras.
Los investigadores encontraron que el riesgo aumentado por fumar es suficiente para contrarrestar los efectos de los avances médicos que han prolongado la vida del resto de la población durante la última mitad de siglo.

fumando

Los profesionales dicen que es preocupante que el fuerte aumento en el riesgo de muerte y enfermedad entre las mujeres fumadoras haya continuado durante décadas después de que los graves riesgos de salud de fumar estuvieran bien establecidos.
La proliferación de las opciones “light” y “suave” de las marcas de cigarrillos comercializadas hacia las mujeres explica al menos parte del aumento en las consecuencias adversas para la salud. El humo de estos cigarrillos se inhala más profundamente en los pulmones de los fumadores para lograr la absorción de nicotina acostumbrada.
El estudio encontró que los fumadores pierden una media de unos 10 años de vida en comparación con las personas que nunca han fumado.

1 comentario

  1. marisa roca

    15 Febrero, 2015 a 21:23

    No veo ningún comentario, respecto a las personas fumadoras y es que el que fuma cree que lo que lee, no le va a pasar a él. Yo no he fumado en mi vida y por desgracia lo conozco muy de cerca, ya que mi padre falleció por tabaquismo y mi suegro también. Con ello, creo hacer pensar a los que fuman y les cuesta dejar de hacerlo, que lo intenten y dejen el tabaco de una vez. La vida es muy bonita, para que no la trunquemos de esa forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *