Las estudiantes universitarias se emborrachan a propósito más rápido que sus homólogos masculinos, y viven una vida más sedentaria, según un estudio realizado por la Universidad de Vigo. Los resultados muestran que el 56,1% de las estudiantes son consideradas bebedoras compulsivas, en comparación con el 41,3% de los varones.

universitarios

 

Investigadores del grupo HealthyFit en la Universidad de Vigo han estudiado los estilos de vida de los estudiantes universitarios; su análisis, que incluye el consumo alcohol y los hábitos de consumo de drogas ilegales, el deporte y la alimentación, concluyó que la mayoría de los estudiantes disfrutan de conductas poco saludables. Uno de los principales resultados del estudio fue el alto consumo de alcohol.
La cantidad de alcohol ingerida por unidad de tiempo es mayor entre las mujeres. En otras palabras, a pesar de que los estudiantes varones beben más a menudo, las mujeres lo hacen más intensamente en períodos más cortos de tiempo, lo que se conoce como consumo excesivo de alcohol.

Los investigadores seleccionaron al azar a 985 estudiantes procedentes de diferentes carreras y en diferentes años en la Universidad de Vigo.
De las mujeres entrevistadas, el 51,2% lleva una vida sedentaria, mientras que el porcentaje de hombres es del 41,7%. Cuando los estudiantes analizaron quién mantiene un nivel adecuado de actividad física, descubrieron que el 38,6% de los hombres hacen ejercicio físico, en comparación con sólo el 20,9% de las mujeres.
Los investigadores también quedaron sorprendidos por el alto consumo de drogas ilegales entre los estudiantes universitarios, que podrían conducir a importantes problemas de salud en el futuro, sobre todo relacionados con el sistema nervioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *