La práctica de ejercicio físico regulado en niñas mejora su factor de resistencia a la insulina, según revela un estudio realizado por el Laboratorio de Lípidos de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y presentado recientemente en Sevilla, en el marco del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Arteriosclerosis.

ejercicoinsulina

Esta investigación, a la que ha tenido acceso Europa Press, partió de la evidencia científica de que la práctica de ejercicio físico regular “es efectiva en la prevención de la obesidad y de las alteraciones metabólicas asociadas a ella”.

Por ello los autores de este trabajo, que lleva por título ‘Relación entre la práctica de ejercicio físico durante el tiempo libre y la resistencia a la insulina durante el tiempo libre’, analizaron en población infantil la relación de la práctica de ejercicio físico regular en el tiempo libre con las variables antropométricas, la dieta y la resistencia a la insulina. La muestra del estudio la compusieron 427 niñas y 391 niños de 12 a 16 años integrantes de cuatro provincias. A partir de los niveles de glucosa e insulina, se calculó el índice HOMA como indicador de resistencia a la insulina. Por su parte, la ingesta de energía y de los principales macronutrientes se estimó mediante un cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos adaptado a población infantil. De otro lado, la actividad física fue valorada mediante un cuestionario que permitió a los investigadores clasificar a la población en función del ejercicio físico programado que realizan fuera de las actividades escolares.

Entre los principales resultados, los autores encontraron que el 73,8 por ciento de los niños y el 48,2 por ciento de las niñas practican ejercicio físico de manera regular en su tiempo libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *