Según un estudio realizado por la Universidad de Cagilari en Italia y publicado en el último número de PediatricAllergyImmunology, los niños alérgicos deben practicar deporte para reducir sus síntomas. El problema es que muchos de ellos, casi un tercio,  limitan sus actividades deportivas por miedo a sufrir ataques de asma, según apunta esta investigación.

ejercicio-alergias

El Doctor Luis Moral, pediatra alergólogo del Hospital General Universitario de Alicante y miembro de la Junta Directiva de SEICAP, señala que “el acondicionamiento físico mediante el ejercicio mejora la calidad de vida del niño asmático y reduce el riesgo de que se produzcan crisis”.El doctor Moral explica que los niños con asma no deben verse aislados o impedidos a la hora de practicar deporte. Por ello es “muy importante acudir a un alergólogo pediátrico para iniciar el tratamiento adecuado que permita que los niños asmáticos sean capaces de participar en actividades físicas y deportivas de la misma manera que un niño sano”.

Los alergólogos pediátricos reconocen que hay actividades físicas más recomendables como aquellas en las que se el esfuerzo es progresivo y hay más descansos, como por ejemplo el tenis, el voleibol, las artes marciales o la natación.  En cualquier caso aconsejan que el niño practique el deporte que más le guste, realizando ejercicios de estiramiento y calentamiento gradual antes de empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *