Muchos factores influyen en la energía sexual. En el pasado, cuando los medicamentos anticonceptivos contenían dosis mucho más altas de hormonas, algunas mujeres describían tener una disminución de la libido y de los signos de excitación sexual (por ejemplo, lubricación vaginal).

apetitoSEXUAL

Aunque es poco probable que esta sea una causa en la actualidad, puede ser apropiado consultar con un ginecólogo o médico sobre los cambios en el deseo sexual y una posible relación con la anticoncepción oral. Tal vez otra píldora anticonceptiva podría prescribirse y así solucionar el problema.

De todas maneras, a menudo, las mujeres en control de la natalidad se sienten más sexuales, ya que su preocupación por el embarazo disminuye. A veces, las mujeres que tienen las hormonas adicionales circulando a través de su sistema pueden experimentar, incluso, un aumento de su libido.

Una disminución de la energía sexual puede ser un efecto secundario común de una serie de medicamentos. Si se comenzó a tomar un nuevo medicamento al mismo tiempo que se empezó a notar una diferencia en el deseo sexual, se debe mencionar esto al médico que recetó el medicamento. Es posible que se deba cambiar la dosis o incluso probar un medicamento diferente en su lugar.

Las discusiones de pareja, la falta de confianza o intimidad, los problemas de comunicación, u otros problemas que causan fricción en una relación pueden fácilmente hacer que una mujer (o un hombre, para el caso) pierdan interés en el sexo. Es posible que sea necesario trabajar con la pareja para establecer las barreras a la intimidad, lo que puede incluir la búsqueda de asesoramiento profesional que puede proporcionar una perspectiva diferente, como así, posibles soluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *