Cuando una enfermedad es altamente contagiosa, la misma puede llegar a contagiar a una persona sana con el simple contacto en un estrecho de manos; dicho caso se lo puede encontrar en la gripe, aunque existen otros factores más por los cuales determinadas enfermedades también pueden encontrar una vía para alojarse en una persona sana. Al hablar de la parotiditis estamos haciendo mención alguna de estas enfermedades altamente contagiosas.

parotiditis

La parotiditis también es conocida como la enfermedad de las paperas, misma que se desarrolla debido a un virus que incide su ataque hacia la glándula parótida; en cuanto a las personas que pueden llegar a contagiarse con esta parotiditis, las diferentes estadísticas mencionan una mayor influencia de la enfermedad en los niños, estando también los adultos jóvenes dentro de su rango de acción.

 

Sintomatología generalizada en una parotiditis

Algunos de los síntomas que acompañan a esta parotiditis generalmente se suelen presentar como un dolor en la parte inferior del lóbulo de la oreja, lugar en donde también suelen sentirse la presencia de ganglios. Otros cuantos síntomas más pudiesen ser:

  • Fiebre moderada.
  • Determinados dolores de cabeza.
  • Un dolor frecuente en el oído.

Como habíamos mencionado anteriormente, la parotiditis es una enfermedad sumamente contagiosa, la cual si no recibe un tratamiento efectivo podría provocar complicaciones mayores; en este sentido, los médicos suelen mencionar que esta infección podría llegar a afectar a nivel de los artículos así como también de las meninges en la persona afectada.

Si alguno de los síntomas mencionados anteriormente llegan a hacer su presencia en nuestro organismo, entonces debemos visitar un médico de cabecera para que nos revise y así, saber si estamos padeciendo de esta parotiditis. El tratamiento puede involucrar a un reposo así como también, a determinadas dosis de aspirina. A pesar de que no existe una vacuna específica para erradicar a esta parotiditis, si hay recomendaciones que mencionan evitar tener contacto con quien se sepa que está padeciendo de esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *