De acuerdo con un nuevo estudio en los Estados Unidos, los adolescentes que tienen al menos uno de sus padres desempleado pueden ser más propensos a las peleas, portar armas o unirse a pandillas.
Los investigadores examinaron información recopilada de más de 10 mil estudiantes de escuelas públicas entre el octavo y décimo segundo año, que habían formado parte de una encuesta en el año 2008.

Hijos-de-la-guerra-mas-propensos-a-la-violencia

Entre los estudiantes de octavo año, los varones que tenían un padre en desempleo militar tenían un 1,77 veces más riesgo de entrar en peleas y 2,14 más chances de formar parte de pandillas, mientras que las mujeres tenían el doble de riesgos de portar armas.

Mientras uno de los padres se encuentra desempleado, los niños pueden llegar a perderse oportunidades de aprender una conducta positiva y saludable, según los investigadores de la Universidad de Escuela de Salud Pública de Washington.
Este estudio genera serias preocupaciones acerca de un bajo reconocimiento de las consecuencias de la guerra. Cómo los niños lidian con el desempleo de sus padres es una problemática real que incontable cantidad de familias deben afrontar cada día. Según la investigadora Sarah Reed, existe una oportunidad única aquí de intervenir y ofrecer a estos niños, que son más vulnerables a las influencias negativas, el apoyo que necesitan para no tener que tomar la violencia como un medio para manifestar su malestar.

Los investigadores piden por un apoyo más grande que provenga de las escuelas y los programas comunitarios diseñados para mejorar la salud y seguridad de los jóvenes en las familias militares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *