El nombre científico del Hipérico es Hypericum perforatum y tradicionalmente se llama tambien Hierba de san juan o St. Jhon´s Wort.
El hipérico es una planta medicinal perenne con llamativas flores amarillas.
En la Edad Media se quemaba esta hierba en las casas probablemente habitadas por el diablo, por la creencia de que el olor quemado del hipérico resultaba insoportable para Satanás, y así huía despavoridamente.

hiperico

Es una planta que crece en terrenos rústicos, prados frescos, cursos de agua y senderos de montaña.
Abunda en Europa, Asia y África.
Se recolectan los extremos floridos en plena floración y con tiempo soleado.
Una vez recogidas se ponen a secar a la sombra, bien aireadas.
Hypericum perforatum posee un aceite esencial, taninos e hidrocarburos.
A esta planta medicinal se le atribuyen innumerables propiedades curativas, entre ellas: ansiolitico y es un buen cicatrizante, antiséptico, astringente, vulnerario, ligeramente sedante y posee propiedades antidepresivas leves.
Esta planta medicinal está indicada en el tratamiento de la ansiedad, depresión, diarreas, asma, úlcera y hemorroides.
Sin embargo también hay que tener cuidado a pesar de ser natural, ya que posee una sustancia, la hipericina, que consumida en grandes dosis puede producir fenómenos de fotosensibilización, con eritema solar, quemaduras e incluso ulceraciones, por lo que no se recomienda abusar de preparados a base de hiperico.
Algunas maneras de aplicación son:
Ungüento: A un litro de aceite de oliva se le añaden 200 gr. de hipérico, de caléndula, de llantén menor y de milhojas (200 gr. de cada una de las plantas). Se cuece a fuego lento durante 3-5 horas, se deja enfriar, se cuela y se guarda en un frasco hermético lejos de la luz.
Se aplica directamente sobre la zona contusionada, con un suave masaje.
Infusión. En un litro de agua se hierven 30 gr. de sumidades floridas de Hypericum perforatum; se templa el líquido, se cuela, se dulcifica, y se beben algunas tacitas a lo largo del día.
Extracto fluido. A razón de 35-45 gotas del extracto de esta planta medicinal, 3 veces al día.
Aceite de hipérico: Recomendado en caso de llagas, aftas, úlceras y quemaduras.
Se prepara con 125 gr. de sumidades floridas de esta hierba curativa, 50 gr. de aceite de oliva y 125 de vino, a ser posible blanco. Se macera todo durante 3-5 días, pasados los cuales se calienta la mezcla al baño María durante 3 horas; se cuela el líquido y se humedecen compresas en este aceite para aplicarlas localmente.
Aquí puedes encontrar hiperico en diferentes presentaciones: https://www.suplments.com/plantas-medicinales/hiperico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *