La hipertensión arterial o H.T.A como se la conoce en el ámbito médico, es una enfermedad de clase crónica. Se caracteriza por el aumento constante de las cifras que indican la presión de la sangre, o presión sanguínea, en nuestras arterias.

 

Oficialmente, no hay un marco de cifras consideradas seguras o peligrosas, aunque médicamente se entiende que se debe ser estricto en la medición y el control de los dos valores que regulan la presión arterial: la presión sistólica y la presión diastólica.

acerca hipertension arterial

Cuáles son las principales causas de la Hipertensión Arterial

 

Normalmente, la presión arterial aumenta a medida que vamos envejeciendo. Esto responde a que nuestro cuerpo desarrolla mayor rigidez en nuestros vasos sanguíneos, por lo que la sangre debe ejercer mayor presión para circular a través de las arterias.

 

Distintas lesiones renales también pueden ser causantes directas de un aumento significativo de la presión arterial, pudiendo provocar todo tipo de problemas, incluso algunos muy graves, como el alto riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Otras posibles causas:

 

1. Obesidad

2. Estrés y ansiedad

3. Abundancia de sal en las comidas

4. Antecedentes familiares

5. Diabetes

6. Fuma

 

Cuáles son los síntomas de la Hipertensión Arterial

 

Entre los principales síntomas, destacamos los siguientes.

 

1. Dolor en el pecho

2. Estados de confusión

3. Sonido agudo o zumbido en los oídos

4. Cansancio

5. Dolores de cabeza continuos

6. Hemorragias nasales

7. Arritmia

8. Problemas de visión

 

Si presentas alguno de estos síntomas, recomendamos que realices una visita a tu médico de cabecera y quites tus dudas. Recuerda que siempre es mejor prevenir que curar.

 

No olvides alimentarte correctamente, en una dieta rica en potasio y fibra, siempre hidratándote apropiadamente. Realiza ejercicios regularmente, antes habiendo consultado con tu entrenador qué puedes y qué no puede hacer. Evita situaciones innecesarias de estrés. No bebas bebidas alcohólicas.

1 comentario

  1. Agustín

    3 agosto, 2011 a 16:22

    muy buena información y muy bien explicada. mi madre sufre de hipertensión. le mostraré este artículo y recomendaré este blog. muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *