Aunque el título de este artículo resulte un poco paradójico es completamente real: la hipocondría es una enfermedad que consiste en creer, sin ningún tipo de motivo fundado, que se padece una enfermedad grave.

hipocondriaco

Las personas que tienen hipocondría se caracterizan por ir explicando a todo el mundo que conocen lo mal que se encuentran y lo dificultoso que es para ellos encontrar un médico que les comprenda realmente y les ayude a recuperarse. Para ellos cualquier dolor o pequeña molestia que puedan sentir en un momento dado se convierte en un problema. Les parece que van a morir de un momento  a otro y notan dolores que en realidad no existen. Por eso creen que los médicos que les visitan les mienten o no les hacen el caso que deberían. Estos pensamientos se convierten en una verdadera obsesión que llega a limitar su vida diaria.

Se puede identificar fácilmente una persona hipocondríaca si nos fijamos en algunos de sus comportamientos  habituales ya que estos enfermos focalizan toda su atención a las más mínimas reacciones de su cuerpo (latidos, picores, pequeños cambios en la piel…) y tienen un interés prácticamente enfermizo por cualquier información médica que pueda caer en sus manos. Llegan a desconfiar tanto de su médico que prefieren diagnosticarse ellos mismos. Todas estas situaciones, pero, tienden a desaparecer o  disminuir en un grado importante cuando tienen su mente distraída.

La hipocondría puede tener diversos grados. Se la considera leve (cuando el paciente acepta que no está enfermo después de visitar a su médico), grave (si afecta su salud mental y siempre está ensimismado pensando en sus supuestas enfermedades), pasajera (es la que podemos sufrir todos al leer algún tema relacionado con la salud, pero luego desaparece), falsa (encubre de manera inconsciente otros miedos) o verdadera, si es tan solo la angustia por un mal sin ocultar otro problema emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *