Durante siglos, las aceitunas se han consumido enteras, se han prensado y han sido un producto apreciado en todas sus formas, pero la larga historia de la utilización de la hoja del olivo Oleo europaea en el tratamiento de la fiebre es menos conocida.

solrayolive__45082

La hoja también posee extraordinarios efectos contra virus y bacterias. El compuesto amargo, la oleuropeína, se ha identificado como el principio activo de la planta responsable de sus propiedades de resistencia a las enfermedades.

Es su amplio espectro y a la vez su abordaje efectivo frente a diversos microorganismos, lo que otorga a la hoja del olivo sus cualidades en los casos de candidiasis, infecciones fúngicas ungueales, infecciones bacterianas, herpes simple, resfriados y gripe y en el síndrome de fatiga crónica/ encefalomielitis miálgica (EM), por mencionar unas pocas.

La oleuropeína puede disminuir la tensión arterial, mejorar el flujo sanguíneo y aliviar las arritmias (latidos irregulares).

Precauciones

Ninguna conocida

Como suplemento a la alimentación

Extracto estandarizado de hoja de olivo ? 500-1.000 mg al día (3% de oleuropéina)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *