Parece increíble pensar que una inadecuada alimentación pueda ser más perjudicial para una persona con asma que la contaminación, pero numerosos estudios nos dicen que no es tan errónea esta alternativa. Pese a que  estos estudios aún no están respaldados no es un mal momento para empezar a llevar una dieta equilibrada que favorezca en general nuestra salud.

Como para casi todo, las frutas y las verduras resultan muy favorables para esta enfermedad. Para que estos alimentos tengan influencia en nuestra salud debemos consumir al menos 3 porciones de verduras al día y otras 3  de frutas.

Esto no debería de resultar un problema para ninguno ya que disponemos de una gran variedad de sabores y texturas en estos alimentos, si casi no consumes frutas ni verduras te recomiendo que busques nuevas recetas y pruebes cada día alguna diferente.

Las frutas y verduras aportan múltiples vitaminas que actúan como antioxidantes, reduciendo el estrés al que se someten las vías respiratorias cuando el sistema reacciona contra una bacteria o virus, como en el caso del asma.

Otros alimentos a considerar cuando se padece del asma son, el yogurt y el queso. Opta por los lácteos bajos en grasa, ya que estos favorecen a la respiración; consume también gran variedad de cereales y pescado.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard en Estados Unidos, reveló que los niños que consumían mayor cantidad de margarina presentaban hasta un 40% más de probabilidades de padecer enfermedades como el asma.

En resumen, si tienes asma, procura consumir dosis muy generosas de frutas y verduras, combinándolos en buena medida con cereales, lácteos y pescados. Evita a toda costa consumir bollería y comida rápida que son ricos en grasas polisaturadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *