Cuando una persona llega a sufrir de la diarrea, esto podría ser el reflejo inicial de una infección virulenta, aunque existen muchas otras situaciones por las cuales se puede llegar a presentar la misma.

diarrea

Es por dicha causa que un médico tratante tendrá que analizar la sintomatología de quien padece de esta diarrea, debiendo hacerse una serie de exámenes médicos y en las que se pueden incluir al de sangre y el de heces. Los diferentes cuadros clínicos que presenta una persona podrán definir el tipo de enfermedad que se estaría padeciendo en ese momento, habiendo únicamente dos casos posibles, siendo estas:

  • Una diarrea aguda.
  • Una diarrea crónica.

Se considera diarrea cuando una persona ha sufrido de una serie de evacuaciones que van más allá de lo normal, las cuales se manifiestan con un aspecto blando o líquido.

 

Tipos de diarrea que afectan a nuestro organismo

Los tipos de diarrea que existen ya los mencionamos anteriormente, los cuales tienen una sintomatología algo diferente entre sí. Así por ejemplo, una diarrea aguda podría ser originada por algún tipo de infección, no siendo el mismo caso para una diarrea crónica, la cual en cambio podría ser una consecuencia de una enfermedad en general.

La diarrea podría llegar a presentarse de un color amarillo, algo que para muchas personas es muy similar a la sopa de guisantes, lo que en realidad está demostrando que los alimentos no han sido debidamente procesados por nuestro organismo. Cuando con la defecación se produce la diarrea existe también dolor, posiblemente se trate de un caso de colitis aguda; también puede haber la presencia de sangre en las heces.

Cuando llega a existir un caso de diarrea y estreñimiento de forma alternada, esto tendría que ser tratado de forma urgente ya que clínicamente hablando, pudiese ser el primer signo de la presencia de un cáncer.

El médico tratante analizará los siguientes aspectos para poder definir el tipo de diarrea que está padeciendo una persona:

  • Si existe dolor.
  • La consistencia de la diarrea.
  • Cuantas deposiciones se han hecho en el día.
  • Analizar los antecedentes y el historial médico del paciente.

Un médico de cabecera o un gastroenterólogo podrá recomendar al paciente que realice una dieta alimenticia blanda, habiendo también unos cuantos medicamentos antidiarreicos que son parte de la solución para erradicar la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *