Muchas de las enfermedades que llegan a afectar nuestra salud se enfocan en distintos órganos importantes del cuerpo humano. Al hablar de la Fiebre del Valle del Rift podríamos asociar a dicha enfermedad con nuestra vista, misma que es afectada gravemente si una persona se llega a infectar por la misma.

fiebre-valle-del-rift

Es por dicha razón que debemos tener mucho cuidado cuando determinados efectos se presenten en nuestra salud; la Fiebre del Valle del Rift afecta principalmente a la retina de nuestro ojo, quitándole la facultad de poder ver a quien está con tal padecimiento. Esta enfermedad se presenta de manera primordial en regiones del Africa Subsahariana y la forma de contagio tiene mucho que ver con determinadas actividades de sus habitantes.

La Fiebre del Valle del Rift llega a infectar a una persona de forma casual, algo que puede darse cuando la misma ha manipulado sangre o tejidos de animales que tienen el virus de la enfermedad, siendo éstos:

  • El ganado vacuno.
  • Ganado Ovino.
  • Ganado Caprino.

Son los tres tipo de animales que podrían contagiar a una persona con la Fiebre del Valle del Rift, algo que está vinculado al trabajo en camales de éstas regiones. Una persona tiene que estar atenta a síntomas de:

  • Fiebre y dolor de cabeza.
  • Fiebre y dolores articulares.

Según los diferentes estudios de la OMS, aproximadamente el 2% de las personas infectadas por la Fiebre del Valle del Rift pueden sufrir encefalitis o algún tipo de fiebre hemorrágica.

Luego de éste período viene la pérdida de algunas de las facultades de la vista debido a que el virus provoca una lesión en la retina. Si una persona llega a tener los síntomas antes mencionados, lo mejor es asistir al médico a tiempo para regirse a un sencillo control médico, no siendo necesaria una hospitalización.

Prevención para la Fiebre del Valle del Rift

Como medida de prevención se aconseja a las personas que:

  • Usen atuendos de color blanco y que lleguen a cubrir gran parte del cuerpo.
  • También se debe evitar visitar regiones donde los mosquitos puedan tener una incidencia grande de habitat.
  • Usar repelentes contra mosquitos.

En cuanto a éste último factor, el repelente debe tener en su composición al N-dietil-m-toluomida o al flatato de Di-metilo.

A pesar de que existe una vacuna contra ésta fiebre, aún se encuentra en etapa de experimentación, razón por la cual no es aconsejable su uso por el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *