El cáncer de ovario es el noveno cáncer más común en mujeres, pero es la quinta causa de muerta más común en mujeres en Estados Unidos. Es la causa más común de muerte por cáncer ginecológico. Se estima que alrededor de 22 mil mujeres serán diagnosticadas de cáncer ovárico en el año 2011.

tumor_ovarico

La edad promedio en la que se diagnostica esta patología es de 63 años, y las mujeres de ascendencia caucásica son las de mayor incidencia. La mayoría de las mujeres diagnosticadas lo son en una etapa avanzada de la enfermedad, lo que dificulta el tratamiento. De ser tratada en una etapa temprana, la sobrevida por más de 5 años se estima en el 90% de los casos.

Los factores de riesgo del cáncer de ovario incluyen una menarca temprana (antes de los 12 años), menopausia tardía (después de los 50 años), no haber estado embarazada, la infertilidad, endometriosis y síndrome poliquístico ovárico. Una historia familiar de cáncer de mama u ovario también es un riesgo, y alrededor del 10% de todos los cánceres ováricos son hereditarios.

Existen dos principales cánceres de ovarios heredados genéticamente: una mutación tipo 1 o 2 de BRCA y cáncer no-poliquístico colorectal hereditario (HNPCC). Otros cánceres asociados con HNPCC incluyen cáncer de colon, uterino, de estómago, de vejiga y de riñón.

Cualquier mujer diagnosticada con cáncer de ovario debería consultar con un profesional de la salud especializado en genética, para tener mejor conocimiento sobre las causas del mismo y si puede existir riesgo en el resto de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *