Cuando se sufre de incontinencia urinaria, existe una tendencia a tener pérdidas accidentales de orina. Puede suceder cuando se tose, estornuda, ríe, o cuando se tiene una fuerte urgencia por ir al baño pero no se puede llegar a tiempo. Este trastorno puede hacer que la persona se sienta avergonzada, pero es bueno saber que existen tratamientos para este.

incontinencia-urinaria

Cabe resaltar que existen distintas razones por las cuales puede existir la incontinencia urinaria. Una de ellas se conoce como incontinencia por estrés, y se debe a un estiramiento de los músculos del piso pélvico, ya sea por haber dado a luz o haber ganado mucho peso. Cuando estos músculos no pueden servir apropiadamente de soporte para la vejiga, esta desciende y se empuja contra la vagina, evitando la tensión de los músculos que ordinariamente cierran la uretra. La pérdida de orina puede entonces ocurrir cuando una cantidad determinada de presión es ejercida por toser, estornudar, reír u otras actividades.

Por otro lado, se puede sufrir de incontinencia por urgencia, la cual resulta de una contracción involuntaria de los músculos de la vejiga; esto causa una necesidad muy grande de orinar.

El síntoma principal de este trastorno es el problema para controlar la orina. Las circunstancias y los tipos de problemas que afecten las micciones pueden variar según lo que las cause, asimismo los tratamientos que se apliquen. Pueden ir desde ejercicios específicos, como los ejercicios de Kegel, hasta medicamentos o incluso cirugía. Cada paciente deberá consultar con su médico cuál es la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *