La indigestión es provocada cuando comes en exceso y puede provocarte un malestar en tu garganta, el abdomen y el pecho. Cuando hablamos de indigestión nos estamos refiriendo al malestar estomacal. Puede ser causada por algunos alimentos o luego de beber bebidas alcohólicas o bebidas carbonatadas. También es consecuencia de comer rápido. Normalmente el malestar estomacal puede venir acompañado de acidez. Lo que hace aun más molesto este trastorno.

indigestion

Cuando te indigestas sentirás que tu abdomen es más pesado de lo normal, el alimento no diferido aun está en tu estomago. Estos síntomas iran acompañados de una falta de apetito, regurgitación, nauseas, flatulencias y un exceso en tu salivación.

Dentro de las causas más comunes de indigestión podemos encontrar:

  • Irregularidades en los horarios de comida
  • Comer demasiado
  • Comer rápido
  • Alimentos picantes, con exceso de aceite
  • Comida chatarra
  • Comidas ‘pesadas’, platos muy elaborados a los que no estamos acostumbrados
  • Comer demasiado durante la cena
  • Irse a dormir luego de cenar sin dejar pasar un tiempo para la digestión
  • Fumar
  • Embarazo (durante la gestación es muy normal la acidez, la indigestión y los vómitos)
  • No comer frutas muy seguido de las comidas, optar por otro tipo de postre
  • No comer mucho luego de realizar deportes

Síntomas de la indigestión

Puede aparecer un fuerte dolor en tu abdomen o en el pecho. Es este caso debes estar atento y consultar con tu médico, ya que puede ser un problema de salud que no está vinculado a la indigestión.

  • Nauseas y vómitos
  • Coloración amarilla en tu piel y ojos (Ictericia)
  • Dolores en la espalda
  • Aumento en la sudoración
  • Sensación de ansiedad

Para prevenir este malestar puedes optar por comer de manera más lenta, más sana, masticar los alimentos de forma más relajada y por más tiempo. Trata de evitar los alimentos fritos, elaborados con harinas, también elimina el uso de especias muy picantes de tu dieta.

Si te sientes con malestar estomacal luego de tomar leche o ingerir algún otro lácteo, es posible que tengas intolerancia a la lactosa. Debes consultar a tu médico. Pero no debes preocuparte, en la actualidad existen muchos alimentos que sirven como reemplazo a los lácteos.

Para aliviar la sensación puedes tomar agua tibia. Otra excelente alternativa es tomar jugo de piña, que por sus componentes naturales te brindarán una solución rápida y fresca para tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *