Al parecer, según investigaciones recientes, aquellas infecciones adquiridas en las unidades de terapia intensiva de los hospitales que son causadas por organismos resistentes a las medicaciones, podrían ser menos mortales de lo que se teme.
Las infecciones ocurren en 1,7 millones de pacientes hospitalizados por año, y durante la década pasada, la tasa de infecciones resistentes que no responden a la mayoría de los antibióticos ha aumentado en las unidades de terapia intensiva.

lavado-de-manos-2

En el estudio, los investigadores examinaron infecciones en pacientes internados en terapia intensiva por cirugías por trauma desde el año 2000 al año 2010; y se identificaron 799 patógenos resistentes y cerca de 1.500 infecciones adquiridas en la unidad de terapia intensiva.
Aunque las tasas de infecciones resistentes a las drogas aumentaron durante ese período, las tasas de mortandad disminuyeron en un 4 por ciento.

Lo que sucede es que, según se cree, estos pacientes que tienen una infección no mueren a causa de esta al fin y al cabo; sin embargo, mueren con esa infección porque, por ejemplo, son de edad avanzada y han sufrido múltiples heridas traumáticas resultando en un nivel de herida más severo y  niveles de traumatismo agudo más altos.
Las bacterias que causan las infecciones son oportunistas, y atacan a aquellas personas que ya se encuentran en estado severo y son menos propensas a sobrevivir por otros factores.

Los patógenos más comunes son los resistentes a la meticilina como algunos tipos de estafilococo aureus y la pseudomona aeruginosa, que infectan típicamente los pulmones, la sangre y el tracto urinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *