Las piscinas públicas o privadas se llenan en el verano debido al intenso calor. Pero al haber muchas personas aumenta el riesgo de contraer infecciones en el agua de las piscinas.

piscinas infecciones

Las infecciones pueden ser causadas por:

-cloro

-pis y materia fecal que puede haber en la piscina

-hongos o pie de atleta

-gérmenes

 

Las consecuencias para la salud más habituales de las infecciones son:

-otitis

-conjuntivitis

-irritaciones en la piel

-infecciones urinarias

-hepatitis A

-infecciones gastrointestinales

 

Para reducir la posibilidad de contagiarse de infecciones en piscinas públicas es nadar en la superficie no meter la cabeza bajo el agua para evitar que ciertos virus entren boca, ojos, oídos.

Es muy importante aconsejarles a los niños que no orinen en la piscina porque es muy malo para la salud de todos los que están bañándose en la pileta. Tampoco deben tragar agua para evitar contagios.

También es conveniente darse una ducha en casa antes de ir a la piscina para no llevar bacterias o virus y otra cuando se vuelve para retirar los residuos de cloro que quedan en el cuerpo.

Cada persona debe colaborar para que las piscinas públicas o privadas que son muy concurridas se mantengan con menor riesgo de contraer infecciones.

Si se tiene conductas de higiene personal adecuada se estará cuidando la salud propia pero también la de los demás.

Los gérmenes no se pueden eliminar completamente pero si reducir su presencia para de esta manera evitar infecciones en las personas que las usan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *