Como es común, la mayoría de las parejas tarde o temprano desean crear una familia. En la mayoría de los casos, el embarazo se produce positivamente, pero en otros casos, exciten ciertas dificultades que impiden llevar a cabo dicho proceso.

La infertilidad es un problema que se da aproximadamente en un 10% de las parejas occidentales, las causas pueden ser muy diversas, de origen psicológico o físico y se presentan por igual tanto en las mujeres como en los hombres.

Es muy posible y sucede en muchos casos, que la frustración y el estrés por no quedar embarazada hace que este fenómeno no se produzca. Y se han dado muchos casos en que padres que no podían tener sus propios hijos han acudido a un tratamiento de reproducción asistida y luego han tenido un embarazo natural y normal.

Por ello, los especialistas recomiendan a las parejas que se tomen un tiempo de hasta un año para intentarlo de una manera natural y no se obsesionen.

Si el embarazo no se produce luego de transcurrido un plazo razonable sin haber tomado ninguna medida anticonceptiva, es el momento de hacer un estudio para conocer las posibles causas de esta infertilidad.

En el caso de que se llegue a diagnosticar un problema de fertilidad hemos de tener en cuenta que no es un problema de vida o muerte, ya que el campo de la reproducción asistida avanza a pasos agigantados, por lo que es muy posible que tu problema tenga tratamiento y solución.

Es fundamental tomárselo con tranquilidad, ya que las cosas deben seguir unos plazos determinados y es muy posible que el tratamiento no salga bien en la primera prueba. Por lo que lo mejor es armarse de paciencia y volver a intentarlo en el caso de que eso suceda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *