Investigadores han encontrado una manera de crear un mapa de la visión en el cerebro (incluso para personas que no pueden ver) basándose en la estructura del cerebro de los individuos.
Entre otras ventajas, este logro podría ayudar en los esfuerzos para restaurar la visión utilizando un dispositivo que estimula la superficie del cerebro, de acuerdo con los investigadores de la Universidad de Pennsylvania.

Para el estudio, los investigadores utilizaron escaneos funcionales de imagen por resonancia magnética (IRM) para medir la actividad cerebral de 25 personas con visión normal y luego identificado una relación estadística exacta entre la estructura de los pliegues del cerebro y de la representación del mundo visual.
Al medir la anatomía del cerebro y mediante la aplicación de un algoritmo, los investigadores pudieron predecir con precisión cómo debe estar dispuesto en la superficie del cerebro el mundo visual de la persona, según comunicó el autor principal del estudio el Dr. Geoffrey Aguirre, profesor asistente de neurología en la universidad. Además aseguró que ya se está utilizando este avance para estudiar cómo la pérdida de visión cambia la organización del cerebro.

El co-autor principal Noah Benson, un investigador post-doctoral en psicología y neurología, agregó que en un principio, parece que el área visual del cerebro tiene una forma y tamaño diferente en cada persona. Pero partiendo de estudios previos acerca de las regularidades en la anatomía del cerebro, los investigadores han hallado que estas diferencias individuales desaparecen cuando se examina con la fórmula matemática que ellos utilizaron. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *