El ajedrez, ese juego de mesa milenario en el que se debe capturar al rey del oponente, es, a la par que un pasatiempo apasionado, una buena manera de mantener e incluso desarrollar el nivel de intelecto, indistintamente de la edad.

Ajedrez-300x198

No hablamos por hablar, puesto que todos los beneficios de este deporte mental han sido comprobados científicamente, así que si aún no sabes cómo se mueven las piezas, empieza a aprender este noble juego.

Jugar al ajedrez habitualmente, con independencia del nivel adquirido y de la edad del sujeto, proporciona todas las siguientes ventajas:

  • Presenta un buen uso terapéutico para colectivos difíciles, como drogadictos, encarcelados o personas con la moral por los suelos.
  • Previene el Alzheimer, dado que una sola partida puede llegar a suponer una gran actividad intelectual.
  • Incrementa la capacidad y habilidad intelectual.
  • Mejora la capacidad de razonamiento y aumenta las estructuras del pensamiento, puesto que el simple movimiento de una sola pieza en la mayoría de ocasiones requiere de un consumado estudio antes de desplazarla.
  • Aumenta la concentración y capacidad de atención. Esto se debe a que el ajedrez es un juego totalmente silencioso, y a menudo una simple interrupción provoca malestar a los jugadores.
  • Resulta especialmente útil en la resolución de problemas algorítmicos y heurísticos.
  • Ayuda a analizar desde otros puntos de vista cualquier dificultad. Y es que, como ya hemos comentado, el simple movimiento de una pieza puede llegar a suponer varios minutos e incluso horas de análisis previo.

Además de todos estos beneficios, recuerda que el ajedrez es un juego justo, donde siempre gana el mejor. A diferencia de otras actividades, como el fútbol, en este juego siempre gana quien juega mejor, la suerte es un factor que no tiene cabida.

Y es que, el insignificante peón, puede llegar a ser la pieza más importante del tablero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *