Los resultados de un nuevo estudio indican que los infantes menores de un año que se encuentran en riesgo de desarrollar autismo podrían mostrar indicadores por respuestas cerebrales a cuando una persona los observa o deja de hacerlo.

la-actividad-cerebral-podria-ayudar-a-predecir-autismo-antes-del-ano-de-vida
Los investigadores alegan que los hallazgos sugieren que evaluar las respuestas cerebrales en infantes de 6 meses podría algún día ayudar a predecir si desarrollarán autismo a una edad más tardía. Por el momento, un diagnóstico firme de autismo puede ser hecho únicamente luego de que el niño ha llegado a los dos años de vida.

Los hallazgos demuestran por primera vez que mediciones directas del funcionamiento cerebral durante el primer año de vida se asocian con un diagnóstico de autismo más tarde en la vida, mucho antes de la emergencia de los síntomas del comportamiento.

El estudio incluyó infantes entre las edades de 6 a 10 meses que tenían un incremento en el riesgo de desarrollar autismo porque tenían un hermano o hermana con este desorden. Los investigadores monitorearon la actividad cerebral de estos niños mientras observaban rostros que los miraban a ellos o hacia otro lado.

Investigaciones anteriores han demostrado que hay patrones característicos de actividad cerebral que ocurren en una respuesta normal con el contacto visual con otras personas, una respuesta que es crucial para la interacción social cara a cara. Niños mayores con autismo tienen patrones inusuales de contacto visual y de respuesta cerebral a las interacciones sociales que involucran al contacto visual.
Este estudió halló que el cerebro de los infantes en riesgo de desarrollar autismo procesan información social de manera diferente ya desde edades muy tempranas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *