Cuando una pareja está intentando tener un bebé y no lo logra, puede ser emocional y económicamente devastador. Pero la ayuda puede estar disponible en una forma inesperada: la acupuntura.
Los expertos médicos creen que esta antigua terapia China, la cual involucra colocar numerosas agujas finas en ciertos puntos del cuerpo, puede ayudar a mejorar la fertilidad tanto en hombres como en mujeres.

Esta técnica ha existido por casi 3 mil años. Es segura y no conlleva efectos adversos. Podría no ser la única cosa hecha para tratar la infertilidad, pero ayuda al cuerpo a prepararse y maximizar los efectos potenciales de los tratamientos para la fertilidad.
Es una forma no tradicional para ayudar a manejar el estrés de la infertilidad, y sí ayuda con las tasas de embarazo y la calidad de vida en algunas personas.

Además de aliviar el estrés, la acupuntura puede ayudar a aumentar la fertilidad de una mujer mejorando el flujo sanguíneo hacia los ovarios y el útero. Este flujo sanguíneo mejorado puede ayudar a espesar el revestimiento uterino, aumentando las posibilidades de concebir.
También puede ayudar a corregir problemas con el sistema neuroendócrino. La acupuntura puede ayudar a activar al cerebro para que envíe las hormonas que estimulan los ovarios y otros órganos que se encuentran involucrados en la reproducción.

Los efectos de la acupuntura en el sistema neuroendócrino en los hombres infértiles pueden ayudar también al estimular la producción de esperma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *