Ser ansioso, pensamos, es algo que se origina en la cabeza del paciente. Sin embargo, la ansiedad es también una enfermedad con síntomas que se expresan en el cuerpo. ¿Cuáles son los signos de la ansiedad?

 

ansiedad

Los signos físicos de la ansiedad

  • La ansiedad puede manifestarse en síntomas cardíacos, palpitaciones (impresión de que el corazón late muy rápido), una taquicardia (aceleración del ritmo cardíaco), precordialgias (dolor en el pecho).
  • El tubo digestivo reacciona con la ansiedad: dificultades para deglutir, sensación de tener una bola en la garganta, dolores epigástricos, desarreglos en el tránsito intestinal (diarrea por ejemplo).
  • En el plano respiratorio, se puede observar una dificultad al respirar, una sensación de ahogo, una hiperventilación (respiración demasiado amplia).
  • Los signos neurológicos aparecen corrientemente, como vértigos, dolor de cabeza, desarreglos en el sueño, dificultades de concentración, problemas de memoria, sensación de irrealidad. Existen otro tipo de síntomas más generales como sudoración o sofocos.

El cuerpo y la ansiedad

Si el sentimiento de ansiedad se manifiesta en el cuerpo, lo contrario también es verdad. El cuerpo puede funcionar de tal manera que provoque un sentimiento de ansiedad. Es el caso de la hiperventilación.

Si alguien respira de manera muy amplia y rápida, esta respiración puede conllevar una alcalosis, es decir que la sangre se hace menos ácida. Entonces nace un sentimiento de pánico debido a estos cambios químicos de la sangre que el cerebro soporta mal.

En ese caso, cuando aparece una crisis de pánico, se debe pedir a la persona afectada que respire más lentamente, con su vientre, para recuperar la acidez normal de la sangre. Otras veces se recomienda respirar algunos minutos con la cabeza dentro de una bolsa de plástico, o de papel, siempre ante la atenta vigilancia de otra persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *