La artrosis del pulgar o también conocido como rizartrosis es una enfermedad frecuente en personas a partir de los 65 años especialmente mujeres.

Este tipo de artrosis genera dolor crónico pero también problemas de movilidad por lo que altera la vida diaria de quien la padece.

artrosis pulgar

Los síntomas de artrosis del pulgar son:

-dolor en el pulgar y la zona de la muñeca

-rigidez

-limitaciones y problemas para sostener ciertos objetos o realizar ciertas actividades diarias

-falta de fuerza en la mano

-deformidad en el dedo pulgar

 

Los factores de riesgos de artrosis del pulgar en ancianos son:

-edad

-obesidad

-vida sedentaria

-repetición de movimientos por cuestiones deportivas o laborales

-aspectos hormonales

rizartrosis

La artrosis del pulgar no se puede curar pero si mejorar su estado por lo que se recomienda seguir estos consejos:

-El uso de muñequeras alivia un poco el malestar

-La realización de ejercicios moderados con las manos ayuda a fortalecer los dedos y la articulación para mantener la movilidad

-En la cocina usar utensilios livianos y aparatos eléctricos para evitar tener que forzar los dedos

-No cargar peso ya que es muy negativo para este problema

-Colocar las manos en agua caliente ayuda a combatir la rigidez

 

Se puede mejorar el estado de la artrosis del pulgar en ancianos pero se debe tratar para que no avance más esta afección.

Esta patología puede generar dependencia a otras personas porque el enfermo ya no puede realizar ciertas tareas cotidianas por eso no debe descuidarse esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *