Según publica el último número de la revista Cell, investigadores del Centro de Cáncer Peter MacCallum de Melbourne (Australia), han descubierto el mecanismo por el que los fármacos antiinflamatorios no esteroideos como la Aspirina, pueden reducir la propagación de las células cancerígenas por el organismo y evitar las metástasis.

aspirinas-4

Según parece, estos medicamentos cerrarían las vías químicas que alimentan a los tumores, los cuales suelen secretar proteínas y compuestos, llamados factores de crecimiento, que permiten su desarrollo. Estas sustancias son las que provocan, además, un aumento de los vasos linfáticos, encargados del abastecimiento y transporte de glóbulos blancos al organismo, lo que hace que el cáncer pueda expandirse a otros órganos. El estudio del profesor Steven Stacker y su equipo concluye que los fármacos AINE como la aspirina pueden reducir el ensanchamiento de estos vasos linfáticos, minimizando, así, la capacidad de los tumores de expandirse a otras partes del organismo.

“Todo apunta a que hay un punto de control clave en estos vasos linfáticos, que involucra a una vía de proteínas que puede inhibirse con medicamentos como la Aspirina”, asegura Steven Stacker que ve en su descubrimiento una nueva vía para tratar el cáncer de mama, próstata o pulmón.

1 comentario

  1. oscar Mario Brum

    7 Julio, 2012 a 3:50

    Señores:
    Tengo 69 años, hace 6 años fui operado del corazón me ingertacron 4 by pass, desde ese tiempo y de por vida tomo una cardioaspirina por día como antiagregante plaquetario.
    Dejé de fumar hace 14 años, ahora me diagnosticaron cancer de pulmón, naturalmente que seguiré tomando Cardioaspirina, ayudará a que no se formen metástasis del tumor de pulmón.

    siempre con esperanzas espero vuestra respuesta.
    Gracias, Oscar Brum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *