Las personas de más de 70 años y enfermas de este tumor son menos propensas a morir cuando se les administra una aspirina diaria que cuando no se les facilita.

aspirin

Este es el resultado del estudio realizado por el Leiden University Medical Center, de los Países Bajos, y publicado en la revista de la Sociedad Americana de Geriatría. En concreto, según ha demostrado la investigación, las personas de más de 70 años y enfermas de este tumor “son menos propensas a morir” cuando se les ha administrado  una aspirina diaria que cuando no se les ha facilitado dicho fármaco. Esta evidencia se suma a la que vincula el uso de ella a una mayor supervivencia de los pacientes con cáncer. A pesar de que estos resultados deben ser confirmados con estudios más rigurosos, estos datos se unen a otros como el de que “este medicamento de bajo costo puede evitar algunos tipos de la enfermedad”, según han señalado los expertos.

 

Para llegar a estas nuevas conclusiones, los investigadores del Leiden University Medical Center han analizado la reacción de más de 500 pacientes con estas características tras el consumo o no de aspirina. El motivo que les llevó a realizar este estudio fue descubrir que, entre 1998 y 2007, la tasa de mortalidad de pacientes bajo prescripción de este fármaco fue de aproximadamente la mitad de la de los enfermos que no la han ingerido en este tiempo. El efecto de la aspirina “ha sido mayor en las personas con cáncer más avanzado y en las que no han recibido quimioterapia”, explican los especialistas. Por todo lo anterior, el profesor de este centro universitario y coautor del estudio, el doctor Gerrit Jan Liefers, afirma que él y sus colegas están“bastante seguros” de que esta evidencia es real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *