El cáncer de mama afecta a un porcentaje importante de mujeres. Sin duda, se trata de uno de los tipos de cáncer con mayor porcentaje de curación. Afortunadamente, la medicina avanza con fuerza de tal forma que la investigación en este ámbito es constante. La prevención es la mejor receta para poder curar el cáncer de mama. Por ello, la autoexploración mamaria debe formar parte de tu rutina.

 

Aquí tienes algunos pasos para realizar este ejercicio:

  1. Colócate delante de un espejo, en una zona iluminada y con espacio en la que te sientas cómoda. Observa si ves zonas enrojecidas, bultos o si los pezones muestran una apariencia extraña.
  2. Ponte las manos sobre la cabeza. En esa posición, podrás observar mejor si tus pechos muestran algún bulto o algo que te llame la atención. Este proceso, simplemente, se basa en la observación que es previo a la palpación.
  3. Existen diferentes situaciones en las que puedes autoexplorarte el pecho para comprobar que todo se encuentra perfecto. Una posición que te resultará muy cómoda es tumbada encima de la cama. Siempre debes realizar la exploración con la mano contraria al pecho que te vas a palpar. Además, puedes colocarte una almohada debajo del pecho.
  4. El movimiento de los dedos debe de ser circular. Realiza estos movimientos despacio y con paciencia de forma habitual. También puedes realizar el movimiento de arriba hacia abajo.

La autoexploración mamaria es muy importante porque forma parte de un hábito muy saludable para poder detectar cualquier anomalía a tiempo. Por ello, te animo a que consultes información sobre este tema con tu médico porque así, el podrá explicarte de forma sencilla cómo debes realizar este ejercicio y te orientará de forma excelente. Sin duda, la lucha contra el cáncer es una responsabilidad por parte de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *