La cirugía de bypass gástrico que ayuda a las personas obesas a perder peso también reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, según un nuevo estudio.

Las bandas restrictivas del estómago o la cirugía para desviar parte del tracto digestivo se utiliza a veces para ayudar a los pacientes mórbidamente obesos a perder peso cuando los medicamentos o cambios en la dieta y el ejercicio no logran hacerlo.
adelgazar

Los investigadores de la Clínica Cleveland, Ohio, realizaron un análisis de una base de datos seleccionando 73 estudios anteriores que incluían cerca de 20.000 personas, donde existía información detallada sobre el peso y otras cuestiones de salud antes y después de la cirugía de bypass gástrico. Tres cuartas partes de los pacientes eran mujeres, cuya edad promedio era de 41 años.

Después de la operación, los participantes perdieron en promedio el 54% del exceso de peso que llevaban, una cifra que osciló entre el 16% y el 87%.

La presión arterial mejoró en el 63% de los pacientes, la diabetes en el 73% y el colesterol en el 65% de ellos. Otros 18 estudios, que incluían a unas 713 personas, encontraron que la cirugía derivó a una mejora en la función del corazón.

De todas maneras, la investigación total tuvo sus límites. Los estudios no tuvieron todos las mismas técnicas operatorias ni compartieron los mismos criterios para cuantificar las mejoras en la salud.
Aun así, los resultados son lo suficientemente fuertes como para afirmar que la cirugía de bypass gástrico ha ido más allá del terreno de lo cosmético y es una opción que puede salvar vidas.
Sin embargo, es un procedimiento que conlleva riesgos y debe ser evaluado cuidadosamente con los profesionales de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *