Las manos ocupan un lugar muy importante en la imagen personal de todas las personas. Es un punto donde las miradas se fijan constantemente, por lo cual es muy importante mantenerlas hidratadas para que sean bellas y estéticas.

unas

A pesar de esta importancia, existen muchas mujeres que se maquillan la cara, que elaboran grandes peinados, pero, que comúnmente se descuidan sus manos y sus uñas, siendo que son más que importante.

Algunas de ellas alegan que el cuidado de las manos y de las uñas les toma mucho tiempo, que deben pasar varias horas en los centros de estética, o en su hogar. Sin embargo, no tienen en cuenta que se requiere de solo tres condiciones para tener unas uñas hermosas que son disciplina, determinación y paciencia.

Es muy importante saber cómo tomar los objetos y poder manejarlos, si se está con demasiado apuro durante todo el tiempo se corre el riesgo de que se parta una uña. Al darse cuenta de ello se empiezan a hacer las cosas de una manera más lenta y más cuidadosa.

Las uñas se parten, por lo general, más fácilmente cuando se manipula descuidadamente la ropa de cama, o al abrir los cajones, las ventanillas de los automóviles y las puertas de cristal corredizas, ya que se enganchan, se marcan y finalmente se rompen. Si se dedica un poco de atención y cuidado al realizar estas labores, se contribuirá a tener uñas largas y bellas.

Entre algunos consejos útiles para la belleza para las uñas se recomienda  que una vez que se haya reunido el equipo básico para el cuidado de sus uñas, se comience el proceso de su arreglo con algunos pasos importantes.

Se debe limar las uñas comenzando por los bordes, si éstas son muy cortas se tienen que  limarlas por las puntas con mucho cuidado para no pasarse. Cuando hayan crecido un poco más, se liman de manera que reflejen la forma de las cutículas.

Las uñas que tienen formas cuadradas, puntiagudas, almendradas u ovaladas son mucho más susceptibles de romperse que aquellas que toman la forma redondeada. Una vez que las uñas están ya conformadas y completamente libres de polvo, están listas para poder aplicarse los líquidos.

Luego de haber aplicado el líquido base, se debe proceder a cubrir las uñas con dos capas del fortalecedor, después una capa del rellenador de camellones, tres capas de esmalte y una capa del recubridor protector para que sean fuertes. Este debe aplicarse solamente después que las otras capas se hayan secado para evitar que se salga lo anterior puesto.

Entre otros consejos que resultan muy útiles nunca hay que tratar de secar el esmalte bajo la acción del calor, ya que este lo derrite mientras que el frío lo solidifica. Se debe introducir las uñas en agua fría para obtener mejores resultados.

Puede aplicarse jugo de limón en las uñas o pasarle una rodajita de limón para blanquear la decoloración de las mismas. Si se observa que el esmalte está demasiado aguado en el momento de abrir el frasco, se debe retirar la brochita del mismo y mantenerlos destapado durante cuatro o cinco minutos.

El aire que penetra en el pomo cambiará la consistencia del esmalte, se debe comprobar a los dos minutos revolviéndolo muy suavemente. Se tiene que repetir esta operación cada dos minutos, hasta que la consistencia sea perfecta y no queden rastros de agua.

Hay que mantener el esmalte en refrigeración, después de abrir el frasco por primera vez, se debe guardarlo en el refrigerador por no más de seis meses y así podrá usarse por más tiempo.

Tomando en cuenta estos consejos se conseguirán una uñas bellas y largas que le darán a las manos un toque más delicado y estético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *