La alimentación del niño requiere un aporte adecuado para satisfacer sus necesidades de energía y de crecimiento. A partir de los tres años se inicia una etapa de gran actividad, no solo debido al desarrollo físico, sino también al gran desarrollo cerebral y de aprendizaje.

La etapa preescolar inicia un periodo de crecimiento estable hasta la pubertad que requiere una especial atención, pues su gasto energético es superior al adulto, como también lo son las pérdidas de agua y de calor a través de la piel. 

dietainfantil

 

Aporte calórico en la dieta infantil

  • Para un niño de cuatro años es aconsejable un aporte calórico medio de 90 kcal por kilogramo al día, que se irá reduciendo hasta llegar a unas 60 kcal por kilogramo al día para un niño de doce años.
  • Será necesaria una ingestión de líquidos mínima de 100 ml por kilogramo al día a partir de los cuatro años para reducir paulatinamente hasta 10 ml por kilogramo al día a los doce años.
  • La alimentación debe fraccionarse como mínimo en cuatro comidas diarias.

 

La distribución de los alimentos en la dieta infantil.

  • Entre 50 y 60 % correspondientes a hidratos de carbono, presentes en arroces, pasta, harinas, cereales, miel, galletas, etc…
  • Entre 25 y 35 % de lípidos presentes en aceites vegetales, pescados grasos, leche de soja, etc.
  • Entre 10 y 15 % de proteínas tanto de origen vegetal (cereales y legumbres), como animal (carnes, pescados, aves, huevos y productos lácteos).

 

La leche es una buena fuente de proteínas. En un organismo normal, se aconseja beber medio litro al día.

Las grasas aportan energía y ácidos grasos esenciales y vitaminas hiposolubles indispensables para el crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *