Ciertos factores dietéticos y el tabaquismo pueden alterar el curso de la enfermedad en pacientes con una forma más leve de esclerosis múltiple, según un nuevo estudio.
De casi 900 pacientes con lo que se denomina esclerosis múltiple (EM) con aparición recurrente, aquellos que regularmente consumían alcohol, cafeína y pescado fueron menos propensos a tener un progreso de la enfermedad hasta el punto en que se necesita ayuda para caminar, lo que es considerado un hito en el curso de la enfermedad. Por el contrario, el tabaquismo se asoció con un mayor riesgo de quedar discapacitado.

dejar-de-fumar-cigarrillo-apagado

Una explicación es que los factores dietéticos podrían tener un efecto protector directo para los pacientes con EM. La cafeína, el pescado y alcohol, en niveles bajos a moderados, son conocidos por tener propiedades anti-inflamatorias, y la inflamación en el cerebro y la médula espinal es un aspecto importante de la EM recidivante.

Sin embargo, el estudio no demostró que la cafeína y el alcohol disminuyeran la velocidad de la EM, una enfermedad incurable del sistema nervioso, por lo que los pacientes no deberían usar estos resultados como una razón para comenzar a atiborrarse de café y alcohol.

Asimismo, el estudio sólo vio las asociaciones entre la dieta y el tabaquismo y la progresión de la enfermedad entre los pacientes con EM recurrente-remitente, y no entre las personas con lo que se conoce como EM progresiva primaria.
Esto sugiere que la EM progresiva es una fase distinta de la enfermedad con diferentes mecanismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *