Los hombres ​​y mujeres casados que se dividen las tareas domésticas en la forma tradicional reportaron tener más relaciones sexuales que las parejas que comparten lo que se conoce como “trabajo de hombres y mujeres”, según un nuevo estudio de la Universidad de Washington.
Otros estudios han encontrado que los esposos tiene más sexo si hacen más tareas domésticas, lo que implica que el sexo es dado a cambio de los trabajos domésticos. Pero esos estudios no han tenido en cuenta qué tipos de tareas realizaban los hombres.

tareasdelhogar

El nuevo estudio demostró que el sexo no es una moneda de cambio. En cambio, el sexo está ligado a los tipos de tareas que cada cónyuge completa.
Las parejas que siguen los roles de género tradicionales en torno a la casa – mujeres en la cocina, haciendo la limpieza y las compras, los hombres realizando trabajos de jardinería, pagando las cuentas y haciendo el mantenimiento del auto – reportaron mayor frecuencia de relaciones sexuales.
Los resultados mostraron que el género todavía organiza un poco la vida cotidiana en el matrimonio. En particular, parece que las identidades de género en “marido” y “esposa” se expresan a través de las tareas hogareñas y también ayudan a estructurar el comportamiento sexual.

Según advierten los profesionales, los esposos no deberían tomar estos resultados como justificación para no cocinar, limpiar, ir de compras o realizar otras tareas domésticas tradicionalmente femeninas. Los hombres que se niegan a ayudar en la casa podrían aumentar los conflictos en su matrimonio y una menor satisfacción marital de sus esposas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *