Una condición conocida como enfermedad de hígado graso no alcohólico (NASH) parece no aumentar los riesgos de muerte según se reporta en los hallazgos de un nuevo estudio que deja perplejos a los investigadores del Hospital John Hopkins.
Por mucho tiempo se ha pensado que la enfermedad, asociada con la obesidad y enfermedades cardíacas, tenía un impacto importante en la salud y la longevidad del paciente. Pero el estudio nuevo concluyó que esta no afecta la sobrevida.

higado-graso

Muchos fisiatras han considerado la enfermedad de hígado graso como un riesgo realmente preocupante para las enfermedades cardiovasculares.  Sin embargo, el análisis de la información demuestra que no debería ser así.
Es poco decir que los profesionales están sorprendidos ante estos hallazgos.

Los investigadores analizaron información de más de 11 mil estadounidenses, entre las edades de 20 y 74 años, que habían sido seguidos por hasta 18 años como parte de un estudio nacional.
Entre estos, en un 20 por ciento de todos los participantes no se encontró evidencias de un aumento del riesgo de muerte que estuviera asociada a la enfermedad de hígado graso; enfermedad que se caracteriza por la inhabilidad del hígado a metabolizar grasas, junto con la acumulación de grasa en el órgano.

Aún no se sabe por qué la mortandad no se ve afectada o si de hecho existe algún tipo de efecto protector de la enfermedad de hígado graso, pero al parecer la habilidad del hígado de acumular grasas podría de alguna manera proteger al cuerpo de efectos perjudiciales de otros problemas de salud como la obesidad y la diabetes.

1 comentario

  1. Francisco

    21 abril, 2012 a 20:47

    De todas maneras hay un gran numero de trabajos donde se habla de los beneficios del acido ursodexosicolico en higado graso mejorando la sintomatologia de este

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *