La epigenética – la forma en la que la expresión génica está regulada por interruptores temporales, llamados epi-marcas – parece ser un factor crítico usualmente olvidado que contribuiría al enigma de larga data de por qué se produce la homosexualidad.

epigenetica

 

Según el estudio, las epi-marcas específicas del sexo, que normalmente no pasan entre generaciones y por lo tanto son “borradas”, pueden llevar a la homosexualidad cuando escapan el borrado y se transmiten de padres a hijas o madres a hijos.

Desde un punto de vista evolutivo, la homosexualidad es un rasgo que no se espera que se desarrolle y persista frente de la selección natural darwiniana. La homosexualidad es, sin embargo, común entre los hombres y las mujeres en la mayoría de las culturas. Estudios anteriores han demostrado que la homosexualidad es hereditaria, lo que ha llevado a la mayoría de los investigadores a suponer que existe una contribución genética sobre la preferencia sexual. Sin embargo, ningún gen importante para la homosexualidad se ha encontrado a pesar de los numerosos estudios que buscan una conexión genética.

En el estudio actual, los investigadores integraron la teoría de la evolución con los avances recientes sobre la regulación molecular por la expresión génica y con el desarrollo sexual dependiente de andrógenos para producir modelo biológico y matemático que deliñe el papel de la epigenética en la homosexualidad.

Diferentes epi-marcas protegen distintos rasgos específicos del sexo de ser masculinizados o feminizados – algunas afectan los genitales, otras la identidad sexual, y otras afectarían la preferencia de pareja sexual. Sin embargo, cuando estos epi-marcas se transmiten de generación en generación de padres a hijas o madres a hijos, podrían causar efectos invertidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *