La fecundación in vitro sale del anonimato para compartirse en las redes sociales. Entre el 15% y 20% de las parejas sufre dificultades para conseguir un embarazo.

fiv

El fenómeno de las redes sociales también irrumpe en el sector de la reproducción asistida, donde cada vez más pacientes comparten de manera normalizada con otros usuarios su experiencia hacia la fertilidad. Invitro TV une alrededor de 2500 usuarias que se vinculan en torno a la primera comunidad española 2.0 sobre la temática.
La incidencia de la infertilidad en los países desarrollados está en aumento y se calcula que entre el 15 y el 20% de las parejas sufre dificultades para conseguir el embarazo. A todo ello se le añaden las personas que deben recurrir a la fecundación in vitro por otras causas, como las mujeres sin pareja masculina. Hasta hace poco tiempo, la fecundación in vitro era un tema tabú que tan sólo se comentaba con las personas más cercanas o de forma anónima en los foros de internet.

Actualmente, gracias al cambio de filosofía que gira en torno a las redes sociales, los tratamientos de infertilidad se convierten en una experiencia compartida: muchas de las pacientes exponen de forma no anónima sus dudas acerca de sus tratamientos de fertilidad en la red. En la página de facebook de Invitro TV se encuentran alrededor de 2.500 personas, más del 80% de las cuales son españolas, que comparten sus dudas y experiencias acerca de los tratamientos de fecundación in vitro. Se trata de la mayor comunidad virtual sobre técnicas de reproducción asistida en lengua española.

1 comentario

  1. adriana-fecundacion in vitro

    22 Agosto, 2012 a 13:47

    Me parece lógico que la gente comparta su experiencia tras un tratamiento de fertilidad. Tanto si sale bien como si sale mal, creo que es bueno hablar sobre ello e intentar que la gente deje de verlo como un tema tabu.
    En este campo la ciencia avanza con rapidez, lo cual es de gran ayuda para aquellas parejas con problemas de fertilidad, ya que gracias a la reproducción asistida pueden llegar a ser padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *