Según términos estadísticos, la hipertensión afecta a un 20 o un 30 por ciento de la población en España. Por tanto, se trata de un porcentaje más que considerable que merece la pena tener en cuenta para reflexionar. Sin embargo, también conviene matizar estas cifras puesto que un tercio de los pacientes que sufren síntomas de hipertensión están sobrediagnosticados como consecuencia del conocido como síndrome de bata blanca. ¿Qué es el síndrome de bata blanca? Se trata de un mal que afecta a personas que acuden especialmente nerviosas a la consulta médica de tal forma que sufren una subida en la presión arterial ante la visita al doctor. Por tanto, se trata de una reacción que puede entenderse en términos de causa y efecto.

Así lo ha explicado de forma excelente, un gran profesional, Fernando de Álvaro, experto en medicina, en concreto, es el jefe de la Sección de Nefrología del Hospital Infanta Sofía de la ciudad de Madrid. Por tanto, en el caso de estos pacientes, se trata de subidas puntuales de tensión.

Por tanto, una labor del médico es determinar qué paciente tiene realmente hipertensión y quién no la tiene para poder realizar un diagnóstico y un tratamiento adecuado concreto para afrontar la enfermedad. Es decir, conviene analizar qué paciente puede ser víctima del síndrome de bata blanca.

Lo cierto es que cualquier persona acude un tanto nerviosa cuando va al médico puesto que la salud es un bien prioritario para el ser humano. Es decir, es normal tener temor a la enfermedad, al dolor y al sufrimiento… Por eso, antes de acudir al doctor es mejor optar por la relajación para acudir con tranquilidad a la consulta. Lo más importante es tener confianza en el médico y en su profesionalidad. Está claro que la salud es uno de los bienes más importantes para el ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *