El dolor crónico tras el parto es raro y los cambios biológicos después de que una mujer da a luz son los que podrían prevenir el desarrollo de dolor después del parto, según dos nuevos estudios.

La-hormona-del-amor

En el primer estudio, los investigadores entrevistaron a más de 1.200 mujeres dentro de las 36 horas de haber dado a luz. Sólo el 1,8% de las mujeres que habían tenido dolor al momento del parto todavía tenía dolor después de seis meses y sólo el 0,3% todavía tenía dolor un año después, según el estudio.

 

El estudio sugiere que puede haber un mecanismo protector que esté activo en el momento del parto para prevenir el dolor crónico de esa lesión física, según dijo el Dr. James Eisenach, profesor de obstetricia y ginecología en la Wake Forest Baptist Medical Center en Winston-Salem, Carolina del Norte.

En el estudio de laboratorio correspondiente se analizaron las fuentes de esta protección natural con la esperanza de que pudieran ser posibles de desarrollar tratamientos para prevenir el dolor crónico que sucede después de otros tipos de trauma o cirugía, de forma similar a las vacunas para prevenir las enfermedades infecciosas.
La investigación de laboratorio, llevada a cabo en ratas, sugiere que las concentraciones elevadas de oxitocina, la llamada “hormona del amor”, en el cerebro y la médula espinal después de que las madres han dado a luz, las protege contra el desarrollo de dolor crónico. Algunos expertos dicen, sin embargo, que los resultados de la investigación con animales no siempre se replican en los seres humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *