Entre las frutas secas, en general, pueden distinguirse como las más famosas a las nueces, almendras y castañas. Todas ellas le brindan al organismo un gran aporte de vitaminas y minerales de importancia para su buen funcionamiento y nutrición.

Nueces-Nuez

El aporte nutritivo de estas frutas secas de sus fibras y proteínas hace que el organismo humano sea menos propenso a desarrollar diabetes del tipo II y, además, ayuda significativamente a disminuir los riesgos de sufrir enfermedades cardíacas.

Muchas personas preocupadas por su peso escapan o dejan de lado su consumo por el alto valor calórico que poseen. Pero no debe olvidarse que son muy nutritivas y que ingerir un puñado no influye en manera a la dieta de disminución de peso.

Puede incorporarse un puñado de nueces al día en el desayuno o en alguna ensalada del almuerzo o la cena. Siempre que no se ingieran más calorías de las que el cuerpo necesita para afrontar las actividades de todo un día, no influirán en el peso corporal.

Es preferible privarse de otros alimentos menos nutritivos y dar prioridad al consumo de nueces. Más aún se tiene presente que una reciente investigación dada a conocer mediante su publicación en Archives of Internal Medicine,  ha ratificado lo beneficioso de incorporar frutos secos a la dieta diaria.

Los estudios mencionados demuestran que la incorporación del consumo de nueces reduce en gran medida al denominado colesterol malo (LDL), y también los triglicéridos, reduciendo también de esta forma los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares.

Entre todos los que se sometieron a la investigación, los niveles de colesterol se vieron reducidos según la dosis o cantidad de frutos secos consumidos. De esta forma se demuestra que quienes más los consumen, mayores son sus efectos anticolesterol.

Se determinó que un 20% de las calorías diarias ingeridas deberían provenir de los frutos secos para que el corazón alcance un óptimo estado de salud. Ello equivaldría a 400 calorías de una dieta basada en 2.000 calorías diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *