Entre el 70 y el 80% del agua que consumimos viene de las bebidas y el 20-30% de los alimentos. El European Hydration Institute (EHI), quiere advertir a los ciudadanos, en esta época estival, de la necesidad de estar correctamente hidratados para evitar calambres, golpes de calor e incluso la hospitalización por una deshidratación. A medida que aumenta la temperatura del medioambiente aumenta el riesgo de deshidratación. Los síntomas deben ser vigilados cuidadosamente, especialmente en personas más vulnerables, como niños, personas mayores, mujeres embarazadas, mujeres en periodo de lactancia, enfermos crónicos o aquéllos que toman ciertos medicamentos que aumentan el riesgo de deshidratación.

Según el profesor Lluís Serra-Majem,miembro del Comité Científico Asesor del EHI y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, es importante “estar correctamente hidratado a lo largo del día e ingerir los suficientes líquidos y alimentos. No debemos olvidar que un 70-80% del agua que consumimos viene de las bebidas, mientras que el resto  proviene de los alimentos”. Por este motivo, el European Hydration Institute ha elaborado un decálogo de consejos para asegurar una correcta hidratación en épocas de calor; entre ellas, evitar salir con temperaturas altas durante las horas más calurosas del día; proteger la cabeza del sol con sombreros o gorras y llevar ropa ligera; reducir la intensidad y duración del ejercicio; evitar los lugares mal ventilados, cerrar las persianas durante el día y no abrir las ventanas hasta que la temperatura exterior se haya reducido; pedir consejo acerca de cualquier medicamento que esté tomando; controlar el peso; aprender a reconocer los signos de deshidratación y golpes de calor (dolores de cabeza, fatiga, sed…): asegurar una adecuada ingesta de líquidos durante todo el día, especialmente en las personas más vulnerables; beber regularmente, aun cuando no se tenga sed; y, por último, aunque no menos importante, comer alimentos que sean ricos en agua y evitar el exceso de alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *