La frecuencia con que las mujeres mayores toman aspirina y otros analgésicos no tiene nada que ver con sus posibilidades de desarrollar cáncer de mama, según sugiere un estudio a gran escala.
Investigaciones anteriores han pintado un cuadro nublado, con algunos estudios que indican que las mujeres que toman regularmente los llamados medicamentos anti-inflamatorios no esteroides, o AINEs, tienen un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama, pero otros que indican que existe un mayor riesgo por tomar tales fármacos.

aspirinacancermama

Es posible que grupos específicos de mujeres se beneficien tomando ciertas dosis de aspirina, otros AINE o acetaminofeno (comercializado como Tylenol). Pero en este momento, no hay buena evidencia de que cualquiera de esos analgésicos sirva de protección para las mujeres contra el cáncer de mama.

Profesionales de la salud advierten que si las mujeres están buscando disminuir su riesgo de cáncer de mama, existen algunas pruebas bastante convincentes de que los altos niveles de ejercicio reducen el riesgo, como así también dietas con alto contenido de frutas y verduras.

Los AINE, como el naproxeno (Aleve) y el ibuprofeno (Advil, Motrin), podrían bloquear una enzima que controla la proliferación y la muerte celular, por lo tanto, posiblemente afectar el riesgo de cáncer. Y el paracetamol podría reducir los niveles de estrógeno, una hormona importante para ciertas formas de cáncer de mama, según dijeron los investigadores.

Los estudios han encontrado que un uso regular de anti-inflamatorios está vinculado a un menor riesgo de cáncer de colon, pero ha sido poco claro si esto es cierto para otros tipos de cáncer también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *