La medicina integrativa es el futuro de la asistencia sanitaria en los Estados Unidos y otros países desarrollados. Los médicos que se especializan en medicina integrativa estudian medicina convencional y notan sus beneficios. Pero también estudian las modalidades de tratamiento naturales incluyendo el uso de diferentes tipos de hierbas medicinales, la dieta, la acupuntura y la homeopatía como complemento y suplemento a la medicina tradicional. Debido a que combinan lo mejor de ambos enfoques, quienes aplican estos principios se reconocen como médicos integrales.

medicinaintegrativa

Los profesionales que practican la  medicina de esta forma integrativa entienden la salud como un “espectro”. Por un lado, existe un bienestar óptimo. En el otro extremo, existe una enfermedad crónica como el cáncer, la enfermedad cardíaca y la diabetes, que tanto se observan en nuestras sociedades. Lo que no suele ser dicho en la escuela de medicina convencional es que existe una “zona gris” en el medio donde los órganos no están enfermos todavía. En la zona gris, los órganos se debilitan, deterioran, estresan o intoxican, y nos damos cuenta de que están funcionando mal, pero no están enfermos todavía.
Cuando ocurre esta disfunción de los órganos, se presenta toda una serie de síntomas que los médicos ven con mucha frecuencia en su práctica. Sin el modelo integrador, estos problemas de salud sólo pueden ser tratados sintomáticamente. Algunos ejemplos de estos problemas son los problemas digestivos, como gases y distensión abdominal;  migrañas y otros dolores de cabeza; dolores de cuello y de espalda; y problemas menstruales, incluyendo el síndrome premenstrual.
Abrir la puerta a la integración de los diversos saberes médicos puede ofrecer resultados mucho mejores al intentar alcanzar el mayor bienestar posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *