Científicos, psicólogos y médicos creen que la meditación regular otorga una multitud de beneficios para la salud. Varios estudios médicos sobre la meditación trascendental (TM) han demostrado que esta técnica reduce el estrés y la ansiedad y mejora la función cerebral. Un interesante estudio sugiere que esta forma de meditación en realidad puede retardar el proceso de envejecimiento.
Es por eso que esta forma de meditación ha sido defendida por celebridades como Deepak Chopra, Paul McCartney, Sheryl Crow, Dr. Oz y Oprah Winfrey. Sin embargo, un nuevo estudio ha demostrado que otra forma de meditación, la meditación consciente, también otorga beneficios al alterar realmente las ondas cerebrales.

meditationconsciente

Mediante el uso de escáneres cerebrales, neurocientíficos de la Universidad de Brown descubrieron que la meditación consciente altera los ritmos alfa en el cerebro. Estos ritmos detectables pueden ayudar a regular cómo el cerebro procesa y filtra las sensaciones como el dolor y los malos recuerdos. Esto podría ayudar a explicar los efectos de la meditación sobre los síntomas físicos, y además muestra la fuerte conexión existente entre la mente y el cuerpo.

La meditación consciente se centra en el momento presente. Este enfoque, los expertos creen, mejora el bienestar permitiendo a los individuos tomar conciencia de sus sensaciones, emociones y pensamientos que surgen en la mente sin juicio o reactividad.
Esta forma de meditación se puede utilizar no sólo en las sesiones de meditación, sino también en terapias cognitivas y terapias conductuales basadas en meditación consciente para aquellos que sufren de depresión recurrente.

El cambio en la capacidad de una persona de alterar sus propias ondas alfa puede ser útil para mejorar el estado de ánimo y reducir el dolor crónico. Hay quienes afirman que esta práctica puede mejorar la calidad de vida en enfermedades crónicas debilitantes.

1 comentario

  1. marisa roca

    5 enero, 2015 a 1:18

    Muy interesante la información. Les deseo Feliz Año a todos y pido que sea muy venturoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *