Recientemente, un nuevo estudio sugirió que el culpable de esto se esconde en un sueño más ligero que acompaña al envejecimiento. No es ningún secreto que las habilidades de memoria disminuyen a medida que se envejece, haciendo más difícil que se puedan llevar a cabo nuevas tareas o recordar pequeños detalles de la vida cotidiana.

dormirmal

Los investigadores encontraron que las personas mayores duermen menos profundamente que sus contrapartes más jóvenes, y esto parece estar directamente relacionado con una memoria menos fiable. Las personas mayores son cerca de un 50% menos capaces de recordar cosas nuevas después de dormir que los jóvenes.

El estudio, sin embargo, no es definitivo. Fue bastante pequeño, observó sobre todo a las mujeres y se examinó sólo un tipo de memoria: la capacidad de recordar pares de palabras. Sus autores, sin embargo, dijeron que los hallazgos son lo suficientemente fuertes como para justificar poner más atención para ayudar a las personas mayores a dormir mejor.

En los adultos jóvenes, el sueño hace un muy buen trabajo en no dejar que esos recuerdos se disuelvan. Pero el sueño no logró hacer el mismo tipo de trabajo en los ancianos. Como consecuencia de ello, mostraron señales de olvido mucho más graves, y una razón importante fue debido a la pobre calidad de su sueño profundo.

Según dicen los profesionales, no sólo es importante dormir antes de aprender, sino que hay que dormir después de aprender para consolidar los nuevos recuerdos y generar una memoria a largo plazo. 

Los investigadores creen que las personas mayores no tienen la capacidad para recordar de la misma manera que los jóvenes ya que su sueño no es tan profundo. La buena noticia es que un sueño de mejor calidad podría hacer una diferencia.

4 comentarios

  1. Antonio

    28 noviembre, 2014 a 18:49

    Un buen dato

  2. Dormidina

    2 diciembre, 2014 a 15:57

    Gracias por el artículo, lo compartimos. Es difícil saber cuál es la relación exacta entre la falta de sueño y la memoria, aún queda mucho por investigar y aspectos que aún no son del todo conocidos. Lo que sí es verdad es fácilmente comprobable es que cuando tenemos problemas de insomnio y dormimos mal, nuestra capacidad de concentración baja.

  3. CP101416

    17 noviembre, 2016 a 3:39

    Gracias por el articulo muy interesante

  4. Web Hosting

    16 diciembre, 2016 a 18:03

    Hay fallas en el proceso y la funcion de la memoria que no son propiamente olvidos o dificultades en el almacenamiento o la recuperacion, sino que son distorsiones de la informacion. Algunos de estos trastornos alcanzan un grado de enfermedad ya y son llamados “paramnesias”; otros por el contrario son bastante poco frecuentes o leves en su ocurrencia. En ambos casos las manifestaciones pueden ser similares, pero diferir en la intensidad o frecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *