Contrariamente a la creencia popular, la menopausia no causa aumento de peso, aunque sí aumenta la grasa alrededor de la cintura, según informaron especialistas.

Un grupo de científicos llevó a cabo una revisión de la evidencia médica observando los estudios publicados sobre el impacto de la menopausia en el peso corporal, y pudieron destacar que en los momentos en los que se producía un aumento de peso en la mujer, no ocurría simultáneamente con los cambios de los factores hormonales, lo que significa que la menopausia no puede ser la culpable.
Sin embargo, concluyeron que la pérdida de la hormona femenina estrógeno conduce a un cambio en el patrón de la grasa corporal, que se desplaza desde la cadera hasta el abdomen.

El mito de que la menopausia hace que una mujer aumente de peso es en realidad sólo una consecuencia de los factores ambientales y el envejecimiento.
Sin embargo, las nuevas formas alrededor de la cintura son una realidad de la cual muchas mujeres se quejan. Esta es la respuesta del cuerpo a la caída de estrógenos en la menopausia. Un cambio en el almacenamiento de la grasa de las caderas a la cintura.

Investigaciones anteriores han encontrado que, en promedio, una mujer en la sociedad occidental aumenta alrededor de 0,5 kilos (1,1 libras) por año a partir de los 50 años. El aumento de peso se ve influenciado por factores genéticos y diferentes hábitos, especialmente un estilo de vida sedentario y una dieta inadecuada.
Lo que esto se traduce en términos reales es que las mujeres que atraviesan la menopausia deben comenzar a tratar de controlar su peso antes de que se convierta en un problema.

1 comentario

  1. vicky

    27 Noviembre, 2012 a 8:48

    es muy interesante lo que se publica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *