“Es un mito que la menopausia hace que una mujer aumente de peso. Realmente es sólo una consecuencia de factores ambientales y el envejecimiento”, manifestó Susan Davis, profesora de la Universidad de Monash en Australia y directora de un nuevo estudio sobre este tema.

menopausia

Según los investigadores no hay duda de que el aumento de los centímetros en la cintura por los que las mujeres se quejan después de la menopausia son reales y no una consecuencia de los cambios que se han producido. Se trata de la respuesta del cuerpo a la caída de los estrógenos durante la menopausia: un cambio del almacenamiento de la grasa en las caderas a la cintura.

 

 

El aumento de grasa abdominal aumenta el riesgo futuro de enfermedades metabólicas, como la diabetes y enfermedades del corazón en las mujeres, según el informe. También se tomó nota de que, contrariamente a la creencia popular, la terapia con estrógenos (terapia de reemplazo hormonal o TRH) no induce a las mujeres a aumentar de peso. La evidencia muestra que la TRH puede evitar la acumulación de grasa abdominal después de la menopausia.

 

Las mujeres deben tomar los primeros pasos para asegurarse de no ganar peso extra después de la menopausia, es el consejo de la Sociedad Internacional de Menopausia. Esto se traduce en términos reales en que las mujeres en la menopausia deben comenzar a tratar de controlar su peso antes de que se convierta en un problema.

 

Esto significa que todas las mujeres deben ser reflexivas acerca de lo que comen y, para muchas, ser más activas todos los días. La terapia de estrógeno también puede ayudar. Pero cada mujer es diferente, por lo que en la menopausia es importante hablar sobre su salud con el médico de cabecera.

 

En la mediana edad, las mujeres tienden a ganar un promedio de una libra por año. Esto puede tener consecuencias graves de salud, como el sobrepeso o la obesidad asociados con muchos otros problemas, incluyendo la depresión, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

 

“La enfermedad cardiaca es, por lejos, la razón número 1 de la muerte entre las mujeres posmenopáusicas y este riesgo se incrementa por el exceso de peso”, dijo el presidente de la Sociedad Internacional de Menopausia Tobie De Villiers en un comunicado de prensa.

 

“Las mujeres necesitan ser conscientes de ello, sobre todo en la menopausia, cuando los niveles de estrógeno disminuyen”, dijo De Villiers. “Una mujer puede necesitar ajustar su estilo de vida para asegurarse una vida saludable después de la menopausia”.

 

“Yo diría que una mujer debe considerar usar la menopausia como un marcador, una razón para revisar su estado general de salud con su médico para que pueda tomar sus propias decisiones sobre cómo su vida se mueve hacia adelante”, concluyó De Villiers.

2 comentarios

  1. lelys pastora

    20 abril, 2013 a 13:19

    Esta muy bueno el artículo de la menospausia por que sinceramente es un proceso dificil de nosotras las mujeres de enfrentar y aceptar, por tantos cambios que se presentan gracias por estos concejos Que son de gran ayuda

  2. edita

    21 abril, 2013 a 19:09

    nececitaria saber concretamente cuales con las conductas alimenticias correctas y adecuadas para bajar de peso en esta etapa menospausica..?? tengo 63 años, y entre 6 y 8 kilos de sobrepeso. Gracias. Edita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *