Una cucharada de miel antes de acostarse puede ayudar a los niños pequeños con tos – y sus padres – a dormir toda la noche, según sugirió un nuevo estudio.
Los padres también informaron que después de haber dado miel a los niños, su tos fue menos frecuente y menos grave.

La tos es uno de los motivos más comunes por los cuales los niños van al médico.
Pero, las terapias para la tos y los síntomas del resfriado suelen no ser muy eficaces, y tienen potenciales efectos secundarios.

Muchos productos para la tos y el resfrío tienen advertencias de no ser utilizados en niños menores de cuatro años. Una de las preocupaciones con los medicamentos para los padres, es darle demasiado a los niños por accidente, o que los niños tomen las drogas por sí mismos.

A diferencia de muchas de las opciones que dan los médicos – los medicamentos con efectos secundarios – dar miel a niños mayores de un año es casi completamente seguro.

Investigadores de Israel asignaron al azar a 300 niños, con edades entre uno a cinco años, a uno de cuatro tratamientos diferentes para la tos durante la noche. Media hora antes de acostarse, los padres dieron a sus hijos 10 gramos de uno de tres tipos de miel,  o jarabe que también era dulce, pero sin miel.

En promedio, los padres inicialmente dieron una puntuación a la frecuencia y gravedad de la tos y los problemas de sueño de sus hijos una calificación de entre 3 y 4 puntos (sobre 7). Eso mejoró en todos los grupos la noche después del tratamiento con todas las opciones – pero en mayor medida en los niños que tomaron la miel.

1 comentario

  1. justo

    24 mayo, 2014 a 21:00

    Tengo una tos, no se sisera primaveral, pero llevo unos cuantos dias ,un dia de un golpe de tos llegue a desmayarme,el medico no le dió importancia un pequeño sincope me dijo al cerrarse la traquea por los esfuerzos.La miel seria un remedio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *